Presentación en Madrid

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

El día de la presentación en Madrid de Eternamente en tus ojos inició con una emoción indescriptible. Ser recibida y acogida con cariño por esa institución que es la Librería Berkana y por su dueña, Mili Hernández, una mujer a la que admiro desde que supe de su existencia y trayectoria fue un honor.

¡Cuántas veces había entrado en esa librería como lectora y jamás imaginé que un día estaría allí, como escritora, presentando una creación mía! Así que os podéis imaginar lo que significó para mí verme allí, en BERKANA (así en mayúsculas). Vamos, ni en mis mejores sueños habría proyectado esas imágenes.

Madrid fue generosa conmigo. En muy pocas horas conocí gente espectacular como Ruth, Xabier y Luis que me hicieron mi primera entrevista como escritora para un canal de YouTube. Esa primera experiencia y que «por casualidad» me entrevistara un venezolano, me mantuvo con la piel erizada durante el tiempo que duró la entrevista.

Tuve la suerte de hacer posible un encuentro con Mar Torres, mejor conocida como Bastet, una rapera a quien conocí en aquel Primer encuentro de mujeres creadoras LBT del pasado octubre y con quien he mantenido una bonita conexión. Admiro su gallardía y la potencia de sus letras.

Sumado a lo anterior, recibí el apoyo de personas muy importantes para mí, algunas aparecieron de imprevisto y de forma fugaz, moviendo mis entrañas de emoción y llenándome de felicidad. También se personaron Pablo Medel, excelente escritor, quien fuera mi primer profesor de escritura creativa y Karla Cuellar, la ilustradora de la portada de Eternamente en tus ojos.

Gracias a Paco Melero, Mata Vega y Almudena, del equipo de Hebras de tinta por estar allí. Gracias a todas y todos por vuestro cariño.

Simplemente mágico, como todo lo que rodea a Eternamente en tus ojos (y a mi vida desde que su publicación). Gracias a las y los amigos que se acercaron, gracias a las y los lectores que me acompañaron.

Gracias Madrid.

Si queréis, podéis acceder al video de lo vivido clicando aquí.